El Diseño Universal para el Aprendizaje (DUA) es una estrategia educativa innovadora que busca mejorar y optimizar el aprendizaje en el aula para todos los estudiantes, independientemente de sus habilidades, estilos de aprendizaje o antecedentes. Basado en la investigación en neurociencia y psicología educativa, el DUA proporciona un marco para crear entornos de aprendizaje inclusivos y accesibles. A continuación, se exploran diversas maneras de potenciar el aprendizaje en el aula utilizando los principios del DUA.

 

Principios del DUA

El DUA se estructura en torno a tres principios fundamentales:

  • Proporcionar Múltiples Medios de Representación: Este principio se enfoca en cómo se presenta la información a los estudiantes. Para abordar las diversas necesidades de aprendizaje, es crucial ofrecer la información en múltiples formatos. Esto incluye el uso de textos, imágenes, gráficos, videos y modelos táctiles. Por ejemplo, al enseñar un concepto científico, el docente puede utilizar un video explicativo, seguido de una demostración práctica y luego reforzar el concepto con una lectura. Esto asegura que los estudiantes que aprenden mejor visualmente, auditivamente o kinestésicamente puedan comprender y retener la información.
  • Proporcionar Múltiples Medios de Acción y Expresión: Este principio reconoce que los estudiantes varían en la forma en que expresan lo que saben. Por lo tanto, es importante ofrecer diversas opciones para que los estudiantes demuestren su aprendizaje. Esto puede incluir pruebas escritas, presentaciones orales, proyectos creativos o portafolios digitales. Al permitir a los estudiantes elegir cómo expresar su comprensión, se fomenta una mayor participación y se valora la individualidad.
  • Proporcionar Múltiples Medios de Compromiso: Este principio se centra en motivar a los estudiantes. Dado que la motivación y el interés varían entre los estudiantes, es esencial ofrecer opciones y desafíos que sean relevantes para sus intereses y objetivos. Esto puede incluir la elección de temas de proyectos, la gamificación del aprendizaje o la conexión de los contenidos con experiencias de vida reales.
  • Estrategias para Implementar el DUA en el Aula
  • Flexibilidad en la Enseñanza y Evaluación: Los docentes deben ser flexibles en sus métodos de enseñanza y evaluación, adaptándose a las necesidades individuales de los estudiantes. Esto puede implicar ajustar los plazos de las tareas, ofrecer diferentes formas de evaluación y proporcionar apoyo adicional cuando sea necesario.
  • Uso de Tecnología Educativa: La tecnología puede ser una herramienta poderosa para implementar el DUA. Las aplicaciones educativas, los programas de software y las plataformas en línea ofrecen recursos accesibles y personalizables que pueden adaptarse a diferentes estilos de aprendizaje.
  • Fomentar la Colaboración y el Aprendizaje Cooperativo: El trabajo en equipo y el aprendizaje cooperativo permiten a los estudiantes aprender unos de otros, aprovechando sus fortalezas individuales. Esto no solo mejora el aprendizaje académico, sino que también desarrolla habilidades sociales y emocionales.
  • Crear un Entorno de Aprendizaje Inclusivo: Un ambiente de aula que celebra la diversidad y promueve la inclusión es fundamental para el éxito del DUA. Esto incluye respetar las diferencias culturales, lingüísticas y de aprendizaje, y crear un espacio donde todos los estudiantes se sientan valorados y capaces de participar plenamente.

Implementar el DUA en el aula no es simplemente una estrategia pedagógica, sino un compromiso con la equidad y la excelencia en la educación. Al adoptar un enfoque que reconoce y valora la diversidad de los estudiantes, el DUA no solo mejora el aprendizaje individual, sino que también construye una comunidad de aprendizaje más fuerte y cohesionada. Con la aplicación efectiva de sus principios, el DUA tiene el potencial de transformar la educación, haciendo que sea más accesible, atractiva y efectiva para todos los estudiantes.

Curso online DUA

Eficacia del DUA para potenciar el aprendizaje en el aula

Durante las últimas veinte años, el Diseño Universal para el Aprendizaje (DUA) se ha establecido como un enfoque líder en la gestión de la diversidad estudiantil. Este enfoque, fundamentado en estudios de neuroaprendizaje, ha sido integrado en la normativa educativa de España como un estándar clave para mejorar las estrategias educativas adaptadas a los variados estilos de aprendizaje de los alumnos. Implementar los principios del DUA en la enseñanza puede ser un desafío sin un entendimiento profundo de sus bases teóricas y su conjunto de directrices y criterios. Por lo tanto, la capacitación de los docentes en DUA es esencial. Es crucial asegurar que esta formación en DUA sea efectiva en el fomento de habilidades docentes para atender a la diversidad. El propósito de este estudio es investigar la evidencia empírica sobre la efectividad de la formación docente en DUA (Sánchez-Serrano, 2022).

Uno de los retos más significativos que enfrentan los educadores en su práctica diaria es ofrecer una respuesta educativa efectiva que abarque la diversidad de su alumnado, asegurando así el aprendizaje de cada estudiante. En España, la legislación educativa, conocida como LOMLOE, especifica en su artículo 4.3 que se deben implementar estrategias organizativas, metodológicas y curriculares adecuadas en respuesta a dicha diversidad, alineadas con los principios del Diseño Universal para el Aprendizaje. Este enfoque se ha reflejado progresivamente en cada uno de los decretos que definen el currículo en los distintos niveles del sistema educativo, incluyendo la educación infantil (Real Decreto 95/2022), la educación primaria (Real Decreto 157/2022), la educación secundaria obligatoria (Real Decreto 217/2022) y el bachillerato (Real Decreto 243/2022).

El Diseño Universal para el Aprendizaje (DUA) constituye un enfoque integral para la enseñanza y la estructuración del currículo, cuyo objetivo es maximizar el aprendizaje de todos los estudiantes. Esto se logra identificando y eliminando obstáculos que impiden el aprendizaje, según lo establecido por Rose y colaboradores en 2002.

En sus etapas iniciales, el desarrollo teórico del DUA por el Center for Applied Special Technology (CAST) en Estados Unidos se fundamentó en un análisis exhaustivo de los avances más recientes en neurociencia cognitiva y neuropsicología, como señala Burgstahler en 2011. Este análisis condujo al CAST a proponer un modelo basado en tres tipos de redes neuronales que intervienen en el aprendizaje:

  • las redes de reconocimiento, que se encargan de percibir e interpretar la información.
  • las redes estratégicas, responsables de la planificación, coordinación, ejecución y supervisión de tareas.
  • las redes afectivas, que se ocupan de asignar un valor emocional al aprendizaje.

Meyer y otros en 2014 destacaron que, aunque estas redes funcionan de manera común, hay variaciones individuales que se reflejan en cómo las personas adquieren conocimiento, expresan lo que saben y participan activamente en su proceso de aprendizaje.

El Diseño Universal para el Aprendizaje (DUA) se basa en tres principios fundamentales destinados a facilitar el desarrollo y la eficacia de distintos tipos de redes neuronales en los estudiantes: el primer principio se centra en ofrecer diversas formas de presentar la información; el segundo, en proporcionar variadas maneras de acción y expresión; y el tercer principio, en promover diferentes formas de involucrar y motivar a los estudiantes en su aprendizaje, según CAST en 2011.

El DUA ha sido descrito en la literatura académica como una promesa o una oportunidad esperanzadora para ampliar las posibilidades de aprendizaje de todos los estudiantes, enmarcándose dentro de la educación inclusiva, tal como lo menciona Sánchez-Serrano en 2022. En años recientes, se han llevado a cabo múltiples revisiones sistemáticas de la literatura para consolidar la evidencia empírica sobre la efectividad del DUA, como lo indica Al-Azawei y colaboradores en 2016. Estos estudios confirman que las intervenciones basadas en el DUA mejoran el aprendizaje de los estudiantes y son efectivas para atender a la diversidad.

Un análisis exhaustivo realizado por Sánchez-Serrano en 2022 sugiere que la formación en DUA no solo favorece la adopción de los principios de la educación inclusiva, sino que también ayuda a los docentes a adquirir habilidades específicas para integrar estos tres principios en su práctica educativa. Además, se observa una mejora en aspectos clave para la profesión docente, como la percepción de autoeficacia, la confianza en sí mismos y la satisfacción laboral.

Más del 80% de los estudios revisados se realizaron en Estados Unidos, lo cual es coherente dado que fue en este país donde se originaron los principios del DUA. La concentración de la mitad de estos estudios entre 2016 y 2019 indica un creciente interés en este tema, reflejado en un aumento de la investigación dedicada a explorar el DUA como un modelo de formación docente para atender la diversidad.

Siguiendo la línea de pensamiento de Edyburn,y Edyburn (2021) se deduce que para una implementación efectiva del Diseño Universal para el Aprendizaje (DUA), es crucial primero comprender sus fundamentos teóricos, tanto psicopedagógicos como filosóficos. Esta comprensión es necesaria para guiar el uso de los principios, directrices y criterios del DUA de manera consciente, comprometida y alineada con su propósito original. Por lo tanto, es esencial que las capacitaciones en DUA se enfoquen intensamente en el marco filosófico de la educación inclusiva. Esto ayudará a contextualizar y dar sentido a sus principios y directrices dentro de este marco.

Sánchez Serrano en 2022 plantea que es cuestionable que una formación breve, de solo unas horas o un par de días, pueda resultar en un aprendizaje profundo que vaya más allá de la mera aplicación técnica de las directrices. Se sugiere que para lograr un entendimiento y aplicación efectivos del DUA, se requiere una formación más extensa y profunda.

 

Autores: Olga Rodríguez, Isaac Martínez, Yone Castro

Y si quieres seguir aprendiendo y descubriendo más contenido interesante con nosotros, matricúlate en nuestros cursos,
¡Asegúrate de seguirnos en nuestro Instagram @prodis360!

 

 

Bibliografía

Al-Azawei, A., Serenelli, F., & Lundqvist, K. (2016). Universal Design for Learning (UDL): A content analysis of peer reviewed journals from 2012 to 2015. Journal of the Scholarship of Teaching and Learning, 16(3), 39-56. https://doi.org/10.14434/josotl.v16i3.19295

Burgstahler, S. (2011). Universal Design: Implications for computing education. ACM Transactions on Computing Education (TOCE), 11(3), 1-17. https://doi.org/10.1145/2037276.2037283

CAST, Center for Applied Special Technology. (2011). Universal Design for Learning guidelines. Version 2.0. http://udlguidelines.cast.org/more/downloads

Edyburn, K., & Edyburn, D. L. (2021). Classroom menus for supporting the academic success of diverse learners. Intervention in School and Clinic, 56(4), 243-249. https://doi.org/10.1177/1053451220944381

Meyer, A., Rose, D. H., & Gordon, D. T. (2014). Universal Design for Learning: Theory and practice. CAST Professional Publishing.

Real Decreto 157/2022, de 1 de marzo, por el que se establecen la ordenación y las enseñanzas mínimas de la Educación Primaria.

Real Decreto 217/2022, de 29 de marzo, por el que se establece la ordenación y las enseñanzas mínimas de la Educación Secundaria Obligatoria.

Real Decreto 243/2022, de 5 de abril, por el que se establecen la ordenación y las enseñanzas mínimas del Bachillerato.

Real Decreto 95/2022, de 1 de febrero, por el que se establece la ordenación y las enseñanzas mínimas de la Educación Infantil.

Rose, D. H., & Meyer, A. (2002). Teaching every student in the digital age: Universal Design for Learning. Association for Supervision and Curriculum Development.