Introducción

En la era digital, el teletrabajo ha emergido como una opción laboral significativa, especialmente para las personas con discapacidad. En España, el impulso reciente hacia el teletrabajo, acelerado por la crisis sanitaria global, ofrece una lente a través de la cual examinar su viabilidad y beneficios para este grupo demográfico, incluyendo aquellos con discapacidad intelectual. Por tanto, el teletrabajo ha surgido como una modalidad laboral clave, especialmente para las personas con discapacidad. Esta modalidad ofrece una serie de ventajas que pueden ser especialmente beneficiosas para las personas con discapacidad intelectual. 

El teletrabajo proporciona mayor autonomía e independencia, permitiendo a las personas con discapacidad eliminar barreras y adaptarse a un entorno laboral más accesible. Además, el teletrabajo ofrece flexibilidad en términos de tiempo y lugar de trabajo, lo que puede ser especialmente beneficioso para las personas con discapacidad, ya que permite combinar el ritmo de trabajo con las necesidades de la persona. 

Además, Las personas con discapacidad pueden superar barreras físicas que, en el caso presencial, podrían llegar a excluirlas. Este trabajo en remoto da al colectivo la posibilidad de contribuir y ser productivos con el desarrollo local y con el suyo propio. Además, la tecnología no solo está en el teletrabajo, sino que lo está en dispositivos, periféricos y aplicaciones que utilizan las personas con discapacidad y que proporcionan diferentes niveles de adaptación y accesibilidad. 

 

Ventajas del Teletrabajo para Personas con Discapacidad 

El teletrabajo presenta varias ventajas para las personas con discapacidad, incluidas aquellas con discapacidad intelectual, que a menudo encuentran barreras significativas en los entornos laborales tradicionales. 

  1. Acceso y Flexibilidad: El teletrabajo elimina la necesidad de desplazamientos, lo cual es un beneficio crucial para quienes tienen dificultades de movilidad o para quienes el transporte público no está adecuadamente adaptado (Anghel, Cozzolino, & Lacuesta Gabarain, 2020).
  2. Ambiente Controlado: Trabajar desde casa permite a las personas con discapacidad intelectual operar en un entorno familiar, donde pueden gestionar mejor sus rutinas y minimizar el estrés asociado con entornos desconocidos o sobrecargados sensorialmente.
  3. Tecnologías de Apoyo: La tecnología que facilita el teletrabajo también puede ser adaptada para soportar necesidades específicas, desde software de lectura de pantalla hasta aplicaciones que ayudan en la organización y la gestión del tiempo, mejorando la autonomía y eficiencia. 

De esta forma, el teletrabajo proporciona mayor autonomía e independencia, permitiendo a las personas con discapacidad eliminar barreras y adaptarse a un entorno laboral más accesible.  

 

Desafíos del Teletrabajo 

Las personas con discapacidad intelectual también pueden beneficiarse del teletrabajo. Sin embargo, se apuntan desafíos adicionales. No solo requiere competencias digitales, sino también niveles de autonomía, autogestión y regulación que pueden resultar difíciles de alcanzar para las personas con discapacidad intelectual. 

Por ello, el teletrabajo no está exento de desafíos, especialmente cuando se considera la inclusión de personas con discapacidad intelectual: 

  1. Aislamiento Social: Uno de los desafíos más significativos del teletrabajo es el riesgo de aislamiento social. Las interacciones cara a cara son limitadas, lo que puede afectar negativamente el bienestar emocional y limitar las oportunidades de desarrollo profesional y social. 
  2. Barreras Tecnológicas: Aunque la tecnología facilita el teletrabajo, su uso efectivo requiere habilidades digitales que no todos los trabajadores poseen. Además, el soporte técnico adecuado es esencial y no siempre está garantizado, lo que puede generar barreras adicionales para las personas con discapacidad intelectual. 

Además, no solo requiere competencias digitales, sino también niveles de autonomía, autogestión y regulación que pueden resultar difíciles de alcanzar para las personas con discapacidad intelectual. 

 

Teletrabajo y Discapacidad Intelectual en España 

Específicamente, en España, la tasa de empleo en teletrabajo para personas con discapacidad intelectual sigue siendo baja. Los factores que influyen incluyen la falta de formación adaptada, prejuicios persistentes sobre las capacidades de las personas con discapacidad intelectual y una infraestructura de soporte deficiente que no aborda adecuadamente sus necesidades (Martorell et al., 2008). 

La Fundación Prodis y la Fundación Telefónica han realizado un trabajo significativo en el ámbito de las competencias digitales y la inclusión laboral de las personas con discapacidad intelectual. Han elaborado guías que recogen los resultados de un estudio sobre la influencia de la tecnología para impulsar la empleabilidad de las personas con discapacidad intelectual2. Estas guías ofrecen un punto de referencia para impulsar la inclusión digital de este colectivo y ayudarles a afrontar los retos y desafíos de la sociedad digital en igualdad de condiciones2. 

 

¿Cómo se puede fomentar la formación digital para personas con discapacidad intelectual? 

Fomentar la formación digital para personas con discapacidad intelectual es un desafío que requiere un enfoque integral. Aquí presentamos algunas estrategias que se están implementando: 

  1. Formación en Competencias Digitales: La formación en competencias digitales es fundamental. Organizaciones como Plena Inclusión están llevando a cabo cursos presenciales y online para reducir la brecha digital y mejorar la empleabilidad de las personas con discapacidad intelectual12. En cada curso, se contempla la presencia de una persona con discapacidad contratada y formada para dar apoyo en las sesiones12. 
  2. Alianza Tecnológica por la Inclusión: Se busca crear una Alianza Tecnológica por la Inclusión, junto a empresas tecnológicas o de base tecnológica, uniendo esfuerzos e intereses para extender una innovación que tenga en cuenta el derecho a entender y usar la tecnología para las personas con dificultades de comprensión1. 
  3. Digitalización de Procesos y Servicios: Con proyectos de digitalización de procesos y servicios, se pretende mejorar la coordinación y estrategia del movimiento asociativo con procesos más eficaces1. 
  4. Aplicaciones para Servicios Clave: El objetivo es impulsar la transformación digital en servicios clave para las personas con discapacidad intelectual y del desarrollo mediante la creación de herramientas online que garanticen derechos como el empleo o la reducción de restricciones1. 

Estas estrategias, entre otras, pueden ayudar a fomentar la formación digital para personas con discapacidad intelectual, permitiéndoles participar plenamente en la sociedad digital. 

El curso Conecta2 es un programa de formación en línea adaptado, desarrollado por la Fundación Prodis, que se centra en mejorar las competencias digitales de las personas con discapacidad intelectual. Este curso tiene como objetivo mejorar la empleabilidad de estas personas y romper la “brecha digital” que afecta a este colectivo. 

El curso se desarrolla en 5 módulos anuales, que pueden realizarse de forma conjunta o individual1. A través del desarrollo de cada módulo, se trabajan de forma accesible el marco europeo de competencias digitales para la ciudadanía DigComp 2.2. 

Teletrabajo y Discapacidad: Nuevas oportunidades laborales

Los objetivos de Conecta2 son: 

  • Facilitar la búsqueda y gestión de datos en la red de forma eficaz y ajustada a las necesidades. 
  • Proporcionar estrategias para la comunicación y colaboración virtual en entornos sociolaborales. 
  • Fomentar la creación de contenidos digitales, según los diferentes tipos de recursos tecnológicos (vídeo, audio, textos). 
  • Establecer pautas para el cuidado de la seguridad y la marca personal en la red. 
  • Potenciar el aprendizaje relacionado con la resolución de problemas técnicos sencillos para el buen funcionamiento de los recursos digitales1. 

Conecta2 es reconocido y certificado por la Universidad CEU San Pablo y la matrícula es bonificable por FUNDAE.  

 

Conclusión 

El teletrabajo ofrece oportunidades significativas para mejorar la inclusión laboral de las personas con discapacidad en España, incluidas aquellas con discapacidad intelectual. Sin embargo, para que el teletrabajo sea verdaderamente efectivo y beneficioso, es esencial abordar tanto las ventajas como los desafíos, implementando políticas inclusivas y proporcionando el apoyo necesario para superar las barreras tecnológicas y sociales. Esto no solo mejorará la calidad de vida de las personas con discapacidad, sino que también enriquecerá la fuerza laboral con sus habilidades y perspectivas únicas. 

 

Autores: Equipo i360

Y si quieres seguir aprendiendo y descubriendo más contenido interesante con nosotros, matricúlate en nuestros cursos,
¡Asegúrate de seguirnos en nuestro Instagram @prodis360!

 

Bibliografía  

Anghel, B., Cozzolino, M., & Lacuesta Gabarain, A. (2020). Teleworking in Spain. SSRN Electronic Journal. https://doi.org/10.2139/ssrn.3678038  

Martorell, A., Gutiérrez-Recacha, P., Pereda, A., & Ayuso-Mateos, J. (2008). Identification of personal factors that determine work outcome for adults with intellectual disability. Journal of Intellectual Disability Research, 52(12), 1091-1101. https://doi.org/10.1111/j.1365-2788.2008.01098.x  

Comunicación ASPAYM. (2022). Discapacidad y teletrabajo: claves que hay que conocer. 

Fundación Telefónica. (2023). Guía para impulsar la inclusión digital de las personas con discapacidad intelectual.